RECICLAJE

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia para su posterior utilización, y surje no sólo para eliminar residuos, sino para hacer frente al agotamiento de los recursos naturales del planeta.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles. Se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o los productos para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el aprovechamiento energético.

Para evitar que la mayoría de dichos residuos vayan al vertedero se buscó la forma de gestionarlos para obtener beneficios de ellos, es lo que se llama valorización de residuos.

VALORIZACIÓN

La Ley 10/1998 sobre residuos define la valorización como, "todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente". De esta manera, en vez de considerarse un estorbo a eliminar, los residuos adquieren un valor, al poderse aprovechar como materia prima o para generar energía.

Los productores de residuos, cuando generan cualquier tipo de residuo, se ponen en contacto con empresas que los gestionan, como es el caso de nuestra empresa HOPE & EFFORT, S.L. Somos contratados para depositar en las inmediaciones del cliente un contenedor de escombro para su próximo transporte y tratamiento. Una vez hecha la recogida del contenedor, ya con el residuo dentro, se procede al transporte hacia la planta de Valorización, donde se procederá a su separación y clasificación.

Cuando todo el residuo está valorizado, se procede a la eliminación de los residuos. En el caso de nuestra empresa, solo disponemos de eliminación de residuos para los RCD (Residuos de Construcción y Demolición, como por ejemplo arenas y piedras), que se llevaran hasta el hueco minero de la cantera que poseemos para su progresiva restauración, ya que las canteras solo pueden ser restauradas con Residuos Inertes Adecuados, como es el caso de los RCD. El resto de los residuos, son transportados hasta sus gestores finales para que procedan a su eliminación

Según el plan Nacional de Residuos de Construcción y Demolición (RCD) 2001­2006 define este tipo de residuos como aquellos que ‘’proceden en su mayor parte de derribos de edificios o de rechazados de los materiales de construcción de las obras de otros de nueva planta y de pequeñas obras de reformas de viviendas o urbanizaciones’’. Pertenecen a los RCD’s todos los códigos Ler que empieza por 17

Hay que concretar, que nuestra empresa HOPE & EFFORT, S.L. SOLO acepta los residuos detallados a continuación, y que todos ellos son RESIDUOS NO PELIGROSOS.